Bienvenido a la Web del G.E. Edelweiss

El GrlogoGEE2 8x3.7cm 96pppupo Espeleológico Edelweiss (Servicio de Investigaciones Espeleológicas de Burgos) es el grupo más antiguo creado en Castilla en León y uno de los más veteranos de España. Fundado en 1951, mantiene una dedicación exclusiva al estudio del Karst de la provincia de Burgos, fundamentalmente a las zonas de Atapuerca, Ojo Guareña, Montes de Valnera y Monte Santiago-Sierra Salvada.
Vinculado desde 1954 con la Excma. Diputación Provincial de Burgos, departamento de Cultura, quien patrocina y promociona sus actividades. La sede y archivos se encuentran en locales de la Diputación de Burgos. Inscrito en el Registro de Asociaciones de JCyL, el grupo pertenece a la Sociedad Española de Espeleología y Ciencias del Karst, SEDECK
Logo GEE normalizado aquí
... más información GEE aquí
Si deseas formar parte del GE Edelweiss aquí
... Información sobre la Web aquí

La Cueva del Rebollar II (Baró, Valle de Losa) ha sido conectada al Sistema del Hayal de Ponata, la gran red de cavidades que recorre de un extremo a otro el macizo de Sierra Salvada, en la divisoria entre Burgos y Álava. A su histórica entrada en Vizcaya (SI.44) y las dos bocas de la provincia de Álava (SI.57 y SR.7) se une desde el pasado día 2 de noviembre esta nueva entrada burgalesa. La topografía ya supera los 65 km de desarrollo y son varios más los kilómetros explorados. Las aguas de esta gigantesca cavidad salen a la luz en la conocida Cueva del Agua de Quincoces de Yuso (Valle de Losa), la principal fuente del río Jerea, aunque la distancia que las separa es aún de varios kilómetros, que previsiblemente estén inundados en su totalidad.

El enlace de ambas cavidades finalmente ha sido realizado por el G. E. Takomano, con la colaboración del G. E. Alavés, tras cuatro fines de semana dedicados a la desobstrucción y otros tres a la exploración y topografía del nuevo sector.

Enlace a la noticia del GE Takomano aquí
Enlace al Karst de Sierra Salvada aquí
La noticia en el Diario de Burgos aquí

Como se indica en la monografía El Karst de Monte Santiago, Sierra Salvada y Sierra de la Carbonilla (G. E. Edelweiss, 2000), los trabajos espeleológicos en la zona los inició el Grupo Espeleológico Edelweiss en 1955, precisamente con las primeras exploraciones en la Cueva del Agua de Quincoces de Yuso. Por su parte, el G. E. Manuel Iradier (actual G. E. Alavés) inició sus trabajos en el sector alavés en 1958. Desde entonces, ambos grupos continuaron en paralelo sus actividades espeleológicas con una buena coordinación entre ellos.

El descubrimiento en 1983, por parte del G. E. Alavés, de la entrada a la SI-44, en la que rápidamente topografiaron 13 km de grandes galerías, abrió una nueva época en la zona pues las expectativas de una gran red subterránea se incrementaron notablemente, aunque la punta de exploración se encontraba a gran distancia de la entrada original y ambos grupos comenzamos a prospectar intensamente el borde SO de Sierra Salvada, ya en territorio burgalés, bajo el que se localizaban las nuevas galerías.

Enlace al ficha catastral aquí

Fue así como en 1984 el G. E. Edelweiss descubrió un laminador impenetrable con una fuerte corriente de aire. Su desobstrucción nos permitió el acceso a una gran cavidad que bautizamos como Cueva del Rebollar II, por su evidente relación genética con la ya conocida Cueva del Rebollar. En el interior, varios derrumbamientos obstruían la continuidad de la cueva, aunque no de la fuerte corriente de aire, y sucesivas desobstrucciones nos permitieron seguir avanzando hacia el Sistema del Hayal de Ponata. Finalmente un gran derrumbe de la bóveda nos resultó infranqueable con los medios con los que contábamos entonces, apenas unas mazas y punteros. El GEA también se sumó a los infructuosos intentos de desobstrucción.

Enlace al ficha catastral aquí

Publicamos el conjunto de las cavidades de la zona en el año 2000, pero nunca olvidamos las enormes posibilidades de esta cavidad. De hecho, este mismo verano habíamos hablado con otros colegas de su posible desobstrucción. Finalmente han sido los espeleólogos del G. E. Takomano los que han abordado el reto y han dedicado las suficientes jornadas como para conseguir el ansiado objetivo.

clic sobre la imagen para ampliar

Con las facilidades de acceso al sector terminal es seguro que los nuevos descubrimientos se sucederán uno tras otro. De todas formas, también queda pendiente el gran reto de conectar el Sistema del Hayal de Ponata con su surgencia principal, la Cueva del Agua de Quincoces de Yuso. En 2003 se acometió un serio intento de conexión en el que participamos más de una treintena de espeleólogos y buceadores de Burgos, Madrid, País Vasco y Navarra, buceando el sifón terminal de esta cavidad, localizado en el fondo del Pozo Lamarca. Tras una permanencia de 11 horas en el interior de la cavidad y 6 horas de sucesivos relevos entre los buzos Dani Santamaría, Miguel Castro, Josi Olave y Martín Burgui, a pesar de la turbidez de las aguas debido a las lluvias previas, se alcanzó una profundidad máxima de -53m y un recorrido horizontal de 375 metros. En aquel momento todos los buceadores utilizaron las clásicas botellas de aire comprimido. Probablemente con los nuevos materiales que se han impuesto en estos últimos años (recicladores de aire, iluminaciones mucho más potentes) y la experiencia acumulada por los buceadores, el reto de la conexión esté mucho más cerca.

SS2_geo_h

Esquema de circulación hídrica. Fuente SigPac - G.E. Edelweiss.

 La noticia en la prensa. Diario de Burgos

DB 06 11 15 portada

 clic sobre la imagen para ampliar

DB 06 11 15 pg 33clic sobre la imagen para ampliar

 

En la fecha del 21 de noviembre de 2015, el G.E. Takomano anuncia en su página web que el desarrollo topografiado en la Cueva del Rebollar II alcanza la cifra de 5Km, y presenta un esquema de conexión con el Sistema del Hayal de La Ponata, que se muestra a continuación:

rebollar2 21 11 2015

Información obtenida de https://grupoespeleotakomano.wordpress.com/2015/11/23/rebollar-ii-alcanza-los-5-kilometros-topgrafiados/

Según parece a primera vista, la superposición cartográfica ha variado sustancialmente.

Actualmente cavidad en exploración