Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Varios de interés
Categoría: Otras cavidades
Visto: 14659


PATRIMONIO MINERO DE PURAS DE VILLAFRANCA
por Francisco Ruiz García. Ingeniero Técnico Industrial. Grupo Espeleológico Edelweiss.

El proyecto de revalorización de las minas de Puras de Villafranca, que promueve el Ayuntamiento de Belorado, ha sido premiado con el Premio Patrimonio Cultural e Industrial por las Cámaras de Comercio e Industria de Castilla y León. Este proyecto contempla la recuperación y conservación del hábitat minero de esta pedanía abriendo dos bocaminas y restaurando diversos elementos como la antigua turbina que proporcionaba energía, el lavadero, las oficinas, etc…

Una vez realizada la topogrfía de la mina "La Pura" se ha proseguido con la llamada "El Comienzo", que son las dos galerías que serán visitables, para mostar las condiciones de trabajo de los mineros.
 

LA MINA DE MANGANESO LLAMADA "LA PURA" DE PURAS DE VILLAFRANCA.

bocamina.jpgDentro del conjunto de actuaciones del EXCMO. AYUNTAMIENTO DE BELORADO por un turismo activo y respetuoso  en el marco  natural de la pedanía de Puras de Villafranca y concretamente dentro de la actuación encaminada a la creación de un centro de interpretación de las minas de manganeso se ha realizado el levantamiento topográfico de la mina conocida como "La Pura", quedando como responsable de esta labor encargada al G.E.Edelweiss.


Este trabajo se engloba dentro de los realizados por la empresa GEODESIA, CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE y el ÁREA DEL INGENIERÍA DEL TERRENO del Departamento de Construcciones Arquitectónicas e Ingeniería del Terreno de la UNIVERSIDAD DE BURGOS, para habilitar el acceso del público y poder realizar visitas interpretativas a dicha mina.

A la bocamina se llega por un sendero que desde Puras discurre por la margen oriental del Arroyo del Río, el mismo que mana de Fuentegrande y es engrosado por el caudal que vierte la cueva de Fuentemolinos, quedando en la otra margen la pista que conduce a dichas cuevas. No llegaremos a caminar los 300 metros cuando el piedemonte nos señala la boca de entrada.

La entrada se localiza bajo la visera de un estrato de conglomerado y excavada a favor de una fractura en la que se encontraba la veta de pirolusita. No quedan restos de la actividad minera, como rieles y vagonetas y aunque se observan las huellas de barrenos, escalones artificiales y la acusada forma rectangular de la sección de la galería durante la mayor parte del recorrido del nivel superior, el ambiente no recuerda en nada a una mina convencional puesto no hay rastro alguno de entibación y la sensación de "solidez"  es absoluta.

Una vez traspasada la verja de entrada, a  los pocos metros el corredor se desfonda en un pozo que posteriormente nos conducirá al nivel inferior, a la vez que en el techo se abren altas fracturas. Estas fracturas, verticales y en la misma dirección que la excavación, pueden ser debidas a la extracción de las bolsas de mineral, por lo que la morfología actual del conducto alterna la sección media rectangular, de 1,4 metros de ancho por 1,7 de alto,  producto de la labor de zapa con las fracturas que antaño se encontraban rellenas de manganeso.

La  exploración se acaba al poco de superar otro pozo tras 140 metros de recorrido, y es aquí donde en una hornacina se puede ver un pequeño dique, que permitía retener el agua, parece ser, que para dar  bebida al ganado encargado de arrastrar las vagonetas.

galeria_superior.jpg   nivel_inferior.jpg


El nivel inferior prosigue exactamente por debajo  del nivel superior por lo comprobamos que arriba hemos progresado por un piso falso. Podemos observar en ciertos puntos la presencia de las precarias "escaleras" de troncos atravesados entre las paredes. Estas aparecen cubiertas por una capa estalagmítica debido a la intensa percolación.

Este nivel inferior  permanece parcialmente inundado y su recorrido es mayor que el del superior puesto que al descender el pozo hemos dejado a nuestras espaldas una galería que al poco se bifurca en dos corredores en las que el agua va ganando profundidad. Uno de ellos al poco se ve obstruido por los materiales del pie de monte, pero el otro acaba al pie de un pozo abierto en la misma ladera.

Queremos agradecer la Sergio Blanco de BELOAVENTURA su inestimable cooperación a la hora de realizar este trabajo

.
minapuras.jpg
 

MINA “EL COMIENZO”. 

La bocamina se encuentra a 200 m del caserío de Puras por el camino que lleva a la Cueva de Fuentemolinos TOPOGRAFIA.jpg

Una vez superada la verja de entrada (Foto 1) la galería se desfonda hacia el nivel inferior (Foto 2)  y que constituye el eje principal de la mina. Una vez superado el cono de materiales (basuras, plásticos y deshechos) (Fotos 3) se puede proseguir cómodamente por una galería en la que se pueden apreciar los restos de la actividad minera (Fotos 4 y 5). E incluso restos de animales, como el esqueleto de lo que parece un perro. (Foto 6). También son apreciables varias chimeneas. (Foto 7).

 boca2.jpg  pozo_arriba.jpg
Foto 1: Acceso Foto 2: Descenso al nivel inferior

 pozo_abajo.jpg  galeria.jpg
 Foto 3: Descenso al nivel inferior sobre el cono de basuras.
Foto 4: Aspecto de la galería en la que se aprecian restos de traviesas

 galeria2.jpg  esqueleto.jpg
Foto 5: Taco de madera incrustado en la pared. Tanto la madera como la pared están recubiertas de una capa de concrección estalagmítica
Foto 6: Esqueleto de un animal.

Existen dos pozos, hoy totalmente anegados, que permiten, intuir la presencia de un segundo nivel (Foto 8). La exploración se interrumpe a los 250 m al encontrase el conducto cortado.

 chimenea.jpg  pozo.jpg
 Foto 7: Chimenea  Foto 8: Pozo inundado que corta el paso de la galería.

Hay que señalar que este nivel progresa en sentido contrario desde la base del pozo de entrada para pasar por debajo del camino y terminar colapsado por los materiales de ladera.

La galería tiene unas dimensiones que permiten la progresión de forma cómoda y las paredes y techo presentan una absoluta estabilidad. Solamente aparecen pequeños desprendimientos en las base de las chimeneas. La vena de manganeso es perfectamente visible en varios tramos. Pudiéndose apreciar, también, marcas del nivel del  agua que indican que está galería es susceptible de inundarse.