ChauvetEl enclave se encuentra en las gargantas del río Ardèche, unos 80 kilómetros al norte de Aviñón, en medio de un paisaje de colinas recubiertas por las frondosas garrigas del Languedoc. Fue en este lugar, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 2014, donde un equipo de tres espeleólogos aficionados, encabezados por un guarda forestal llamadoJean-Marie Chauvet, descubrió hace dos décadas una de las mayores cuevas paleolíticas del planeta, depositaria de un millar de pinturas rupestres conservadas en perfecto estado gracias al aislamiento del lugar, separado del exterior tras el desplome de un peñasco. El cineasta Werner Herzog, que rodó un documental en 2010 en su interior, la bautizó como "La cueva de los sueños olvidados".

Enlace al artículo aquí

Fuente origuinal: EL PAIS.com | Alex Vicente | 18 de abril de 2015