Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Karst de Burgos
Categoría: Áreas Geomorfológicas
Visto: 6926

SECTOR VASCO-CANTÁBRICO

La última de las grandes áreas geomorfológicas y la más importante por sus fenómenos kársticos es el SECTOR VASCO-CANTÁBRICO, también conocido como LAS MONTAÑAS DE BURGOS, en donde pueden diferenciarse cinco sectores:


Cueva de Pilas I1
.- En el primero, el Borde Meridional de la Cordillera Cantábrica, en el que se incluyen la Lora de Valdelucio, Peña Amaya, Huérmeces, Ubierna y Monasterio de Rodilla, no se conocen cavidades de gran desarrollo.

2.- En un segundo sector incluímos Los Páramos. En el Páramo de la Lora destaca la Cueva del Agua de Basconcillos del Tozo, con 3.300 m de cómodo recorrido. En el Páramo de Sedano se localiza El Pozo Azul de Covanera, con un desarrollo explorado de 3.800 m, en su mayor parte anegado, que incluye el sifón de mayor desarrollo conocido en España, así como la Torca de la Nava, con un desnivel de -120 m, en Los Altos de Dobro. En el Páramo de Carrales, ya en el Cañón del Ebro, se localiza el complejo de cavidades de Orbaneja del Castillo, entre las que destacan la Cueva del Níspero, con 3.600 m de recorrido y el Sistema Cueva del Barbancho-Cueva de Socueto con otros 3.300 m, que aún no han llegado a conectar.
3.- El tercer sector viene constituido por la Banda Replegada de Manzanedo, Sierra de la Tesla y Montes Obarenes. En La Tesla se localiza la Sima Charrancha II, en Mijangos, con 1.600 m y desnivel de 193 m, la Cueva de Pilas I, en Quecedo de Valdivielso, y la Sima de los Bloques, en Urria, ambas con desnivel próximo a los 105 m. En el borde norte de esta Banda Replegada se localiza la paramera de El Rojo-Valdebezana donde se ubica la Cueva del Piscárciano, en Hoz de Arreba, con 13.400 m y 101 m de desnivel, y la Surgencia del Trifón, con 1 km, ambas en Hoz de Arreba, así como Covanegra, en Leva, con 2.100 m de desarrollo.

4.- En el cuarto sector, el Gran Flanco Monoclinal, se localizan varias de las principales redes subterráneas burgalesas. En el paisaje regional resalta una crestería coniaciense en la que se suceden los macizos de Ojo Guareña, Montes de la Peña y Sierra Salvada.


Ojo GuareñaEn el karst de Ojo Guareña, en la Merindad de Sotoscueva, se localiza el tercer complejo de cavidades de mayor recorrido conocido en España y uno de los mayores del mundo. Los ríos Guareña, Trema y el arroyo de Villamartín han modelado un sinfín de galerías y salas que se escalonan en seis diferentes niveles. El desarrollo topografiado en la red principal de Ojo Guareña supera los 110 km y rebasa los 200 m de desnivel, siendo numerosas las cavidades relacionadas con ella pero que aún no han podido ser comunicadas. El enrejado de Las Diaclasas, la Cueva de las Yeguas, ambas con 2 km, Cueva García, con 102 m de desnivel, o la más alejada Cueva del Paño, ya en la Merindad de Valdeporres, son otras de las mayores cavidades de Ojo Guareña.
En Bercedo de Montija, en la margen izquierda del río Cerneja, que bordea a los Montes de la Peña, se desarrolla la laberíntica Cueva del Molino, con más de 2 km de galerías que discurren, en su mayor parte, bajo el propio pueblo.
En los Montes de la Peña sólo la gran sala de la Cueva de Lérdano, con un desarrollo total de 1 km, merece destacarse, aunque la impresionante Surgencia del Río Cadagua hace prever la existencia de una gran cavidad.

El karst de Sierra Salvada, que se extiende entre las provincias de Burgos, Alava y el enclave vizcaíno de Orduña, es otro de los principales karst peninsulares. Dentro de él individualizamos los sectores de Monte Santiago, Pozalagua, Sierra Salvada y la Sierra de la Carbonilla
En el Monte Santiago, término de Berberana, se localizan la Cueva de las Paúles, de 2.300 m de desarrollo, y la Sima M.S.-III, de 2.000 m, ambas pertenecientes a un mismo sistema hidrológico.

Sistema de PozalaguaBajo los pastizales de Pozalagua se localiza el Sistema de Pozalagua, con 13 km. de desarrollo y desnivel de 201 m. Entre sus entradas de Cueva Perilde (Villalba de Losa, Burgos) y Goba Haundi (Tertanga, Alava) puede realizarse un recorrido de 4.500 m. y 175 m. de desnivel. Por encima del colector, aunque sin llegar a conectar se localizan la Sima PZ-1 y Covanera (PZ-7), con 139 y 121 m, respectivamente, de desnivel, que constituyen importantes puntos de infiltración.
En Sierra Salvada, el Sistema del Hayal de Ponata cuenta con mas de 65 km de desarrollo y 415 m de desnivel. Posee dos entradas en Alava, una Vizcaya y otra en Burgos , donde su tercio final discurre bajo el término municipal del Valle de Losa. La Sima del Puente de Llorengoz, con 180 m de desnivel, está relacionada con el Sistema del Hayal de Ponata aunque no llega a conectar. Otras cavidades de importancia del sector son la Sima Marcenejas, de Lastras de Teza, otro gran colector que cuenta con 3 km de desarrollo y 100 m de desnivel, y el Sistema Puente-Alberques-Espino, con 2.300 m de galerías y 103 m de desnivel, en su mayor parte inactivas, que se desarrolla en término de Villalba de Losa.

En la Sierra de la Carbonilla se localiza la Cueva del Agua de Quincoces de Yuso, la principal surgencia del karst, en la que diferentes coloraciones han demostrado su relación tanto con el Sistema del Hayal de Ponata como con la Sima Marcenejas. La exploración de su sifón terminal ha permitido superar los 1,3 km de desarrollo.
Entre el Gran Flanco Monoclinal y la Banda Replegada de los Montes Obarenes se sitúa la Sierra de Arcena, en la que se ubica la Sima del Acebal, con 160 m de desnivel.


5. El quinto de los sectores del área geomorfológica conocida como Las Montañas de Burgos está constituido por la Divisoria Cantábrica Monoclinal: los Montes de Valnera y del Somo y los de Ordunte se elevan bruscamente salvando desniveles de hasta 1.000 metros que delimitan la vertiente cantábrica de la mediterránea. Los Montes de Valnera y del Somo se caracterizan por sus espectaculares formas exokársticas, producto de su intensa fracturación, elevada pluviometría y génesis en condiciones periglaciares. La karstificación se centra en las calizas urgonianas del Aptiense y Albense, así como en los bancos de arenisca intercalados entre las primeras. Aquí se localizan la mayoría de las cavidades burgalesas de mayor desnivel y los 15 pozos con más de 100 m de vertical absoluta que se conocen en la provincia. Las zonas kársticas de mayor interés las identificamos en cuatro subzonas: Sil de la Peña, Sierra de los Morteros, Valnera-Bernacho, y Peña Lusa-Imunía.
Torca de La GrajeraEn la subzona de Sil de la Peña se conoce, en término de la Merindad de Sotoscueva, la Torca de Fuente del Rey, con un desarrollo de 1.030 m

En la subzona de la Sierra de los Morteros se localizan la Cueva de Salderrañao, un enrejado superior a los 3 km, la Cueva de los Manojos, con 2.700 m, y la Torca de Cantos Blancos, de 1.100 m, todas ellas en la Merindad de Sotoscueva, así como la Torca de Sogalamuela y Torca del Mortero, de 106 y 100 m, respectivamente, de desnivel, ambas en Espinosa de los Monteros.
La subzona Valnera-Bernacho es la de mayor densidad en cavidades de toda la provincia, todas ellas localizadas en término de Espinosa de los Monteros.

Dentro de ella, el macizo de La Cubada Grande alberga al Sistema de la Cubada, de 7 km y 400 m de desnivel, incluyendo un pozo de entrada de 100 m, y a la Torca CM-13, de -142 m, relacionada hidrológicamente con la anterior.
En el macizo de Cuetos destacan el sistema Torca de Celadías-Cuetos 13, con desarrollo de 2.500 m y desnivel de 200 m, y Cuetos 1, con -119 m
En el macizo de Lastrías se desarrolla el Sistema de Las Bernías, de 15 km y desnivel de 276 m, aún sin conectar con la Cueva de Las Bernías, de 5 km y desnivel de 141 m. En un estrato inferior se desarrolla el Sumidero de Lunada, con 3 km de desarrollo y -358 m de desnivel y, un poco más baja, la Cueva de Lastrías con 138 m de desnivel. Todas ellas se abren en delgados estratos de calizas intercalados entre bancos de arenisca, cuyo buzamiento y dirección parecen apuntar hacia el Sistema del Gándara, con más de 75 km de desarrollo, localizado ya en la vertiente cántabra.
En el macizo de Valnera se conocen 16 torcas que superan los 100 m de desnivel, de las que las torcas V-72, V-23, del Mirador, del Corralón y de la Rana sobrepasan los 200 m. También son 11 los pozos con vertical absoluta superior a 100 m que se localizan en el Castro Valnera. Sin embargo, sólo la Torca del Mirador y la Torca de Rajas tienen un desarrollo superior a mil metros.
En el macizo del Pico de la Miel se conocen la Torca del Hoyo, de 260 m de desnivel y la PM-6-7-8, de -157 m.

La cuarta subzona de interés de los Montes del Somo es la de Peña Lusa-Imunía, desarrollada íntegramente en término de Espinosa de los Monteros. En ella destaca el Sistema de la Peña del Trillo - La Tramasquera, con dos entradas en el término cántabro de Soba y otra en la provincia de Burgos, cuyo desarrollo sobrepasa los 19 km y su desnivel alcanza los 436 m. Muy próximo se desarrolla el sistema de la Cueva del Lobo, también con 15 km y 284m de desnivel, aunque todas sus entradas y la mayor parte de su desarrollo se localizan en en el Valle de Soba. La Torca de los Morteros, de casi 10 km de desarrollo y 453 m. de desnivel, es la más profunda de las cavidades burgalesas, e incluye entre sus tres pozos superiores a 100 m de vertical absoluta, al mayor de la provincia: el Pozo Amable, de 233 m. Otras cavidades de cierta importancia son la Cueva del Oso, de poco más de un kilómetro y 111 m de desnivel, la Cueva de Valdescaño, de 1 km, El Covarato, de -136 m, y la Torca del Haya, de -108 m de desnivel.