Base de Datos

logoGEE2 8x3.7cm 96ppp

Este catálogo incorpora cuevas y simas naturales, artificiales, sumideros y surgencias kársticas, cuevas arqueológicas y puntos de interés relevantes. Disponemos de más de 3000 registros que serán añadidos cuando la información se encuentre debidamente verificada y contrastada. Acceso a la información general sobre la BD.

 ·  Estructura de la Base de Datos  · Cavidades de Burgos. Base de Datos. Google Maps
 · Contacto Coordinador Base de Datos  · Iberpix. Navegador Cartográfico IGN
Imprimir

Catálogo de Cuevas

Cueva de Fuentemolinos
Cueva de Fuente Molinos
Puras de Villafranca
Belorado
Valle de Arroyo del Río
2.1.3.
Natural
Surgencia
4086
77
ETRS89
479824 4691313 949
Si
GEE/1956, ARANZADI-GEE/1959, GEE/1966, GEN/1975, GEN-SCM/1979, GEN1983-1984
No
Se desconoce
No

Situada en la ladera E del Monte de la Cuesta, se accede a ella por la pista que conduce de Puras de VilIafranca a Fuente Grande, hasta que a los 500 m una acequia, procedente de la surgencia, vierte sus aguas, junto al camino. 

1956: El G. E. Edelweiss realiza, en enero, las primeras exploraciones de la cavidad. 

1959: José Luis Puente (G. E. Edelweiss) y Félix Ruiz de Arcaute (S. C. Aranzadi, San Sebastián) realizan la primera topografía, con un desarrollo de 1.814 m. 

1975: El G. E. Niphargus (GEN) comienza una nueva topografía de la cavidad, contando con la colaboración de otros grupos burgaleses (G. E. Edelweiss y G. E. Gacela). Se descubre el nivel superior, de gran belleza. El desarrollo alcanza los 3.385 m.

La morfología peculiar de la cueva y su gran belleza hacen que sea repetidamente visitada por numerosos grupos espeleológicos, procediendo la Junta Administrativa al cierre de la cavidad con el fin de evitar la continua turbidez de las aguas, utilizadas para abastecimiento público.  En la actualidad la cavidad tiene reguladas las visitas.

1983-84: El GEN realiza una nueva topografía de la cavidad, elevando su desarrollo a 4.086 m. 

Excavada en pudingas con cemento calcáreo del Oligoceno. Sus dos bocas, una inferior adaptada para la salida de las aguas y otra superior, una gatera descendente, conducen a una modesta galería que a los 40 metros se convierte en un cañón que sigue un trazado meandriforme, sólo obstaculizado por depósitos de gravas y arenas, hasta sifonarse en un laminador. Un derrumbe permite acceder al piso superior o nivel fósil del meandro, al que la profusa Iitogénesis le confiere una singular belleza.

Archivo y Catastro del G. E. Edelweiss.

30 de años de exploraciones (1951-1980), Memoria del Grupo Edelweiss. Excma. Diputación provincial de Burgos. 1982.

Memoria de actividades del GEN 1984.

Grupo Espeleológico Edelweiss: Grandes Cavidades Burgalesas, Kaite 6, 219 pp. 1992.

02-03-2021